Tiburones de aleta corta - Blog de bolsa y análisis técnico



miércoles, 25 de octubre de 2017

Indicador ratio PUT/CALL

El ratio put call es un ratio que suele ser utilizado como indicador de opinión contraria muchos analistas. Se calcula dividiendo el volumen de opciones put (opciones de venta) entre el volumen de opciones call (opciones de compra) abiertas para un determinado activo, siendo el más conocido el publicado cada media hora por el “Chicago Board Options Exchange” (CBOE) sobre las opciones del SP 500.

Para entender este indicador, primero tenemos que entender cómo funcionan las opciones. Las opciones son herramientas de especulación que pueden utilizarse como seguros sobre inversiones.

OPCIONES PUT Y CALL

Las opciones put son derechos de venta, que otorgan al comprador de esa opción el derecho, pero no la obligación, a vender acciones de ese determinado elemento a un precio (strike o precio de ejercicio) y hasta una fecha determinada (fecha de vencimiento).

Las opciones call, por el contrario, son derechos de compra, que otorgan al comprador de esa opción el derecho, pero no la obligación, a comprar acciones de ese determinado elemento a un precio (strike o precio de ejercicio) y hasta una fecha determinada (fecha de vencimiento).


INTERPRETACIÓN DE LA RATIO

Cuando la mayoría de los inversores tienen expectativas alcistas del mercado, el volumen de opciones CALL negociadas (alcistas) es muy alto, y por tanto mayor al de las opciones PUT negociadas (bajistas) por lo que el valor de este ratio sería menor que 1. Si por el contrario, la mayoría de los inversores tuviesen expectativas bajistas y el número de opciones PUT negociadas fuesen superiores al de las opciones CALL, el ratio sería superior a 1.

Eso sí, que la ratio PUT/CAT se sitúe por encima de 1,1 no quiere decir que la bolsa vaya a subir. Uno de los problemas de esta ratio es que está basada únicamente en el volumen de CALLS y PUTS, pero no tiene visibilidad alguna de por qué se contrataron dichas opciones (cobertura, especulación…) o de cuándo se contrataron. Esto hace que no siempre se puedan justificar determinados movimientos, lo que repercute negativamente en la fiabilidad del indicador. A ello hay que añadir que es muy volátil, por lo que sus movimientos bruscos en el corto plazo pueden llevarnos a error si no lo combinamos con otros indicadores.

Veamos un ejemplo sencillo, sin tener en cuenta la prima que el usuario tendría que pagar por hacerse con la opción. Supongamos que un inversor tiene expectativas alcistas sobre el SP 500, es decir, espera que el índice suba antes de la fecha de vencimiento. El inversor comprará opciones CALL con vencimiento a 20 de agosto y a un precio de 1600$ (por ejemplo). Con ello tendrá derecho (no la obligación) de comprar “X” contratos del SP 500 a 1600$ hasta el 20 de agosto, independientemente de la cotización del SP 500.


Si al llegar el 20 de agosto el SP 500 está cotizando por debajo de 1600$ (por ejemplo 1500$), al comprador de la opción CALL no le interesará ejercer la opción, ya que podrá comprar el SP 500 más barato a mercado, pagando 100$ menos que si ejerciera el derecho al CALL. Por el contrario, si el SP500 cotiza a 1.700$, sí le interesará ejercer el derecho a la compra, ya que lo hará a 100$ menos de lo que le costaría comprando a mercado.

Gráfico 1: Ratio PUT/CALL-Williams

Observamos en el Grafico que si añadimos un indicador este nos ayudara a ver la sobre compra o venta que nos da el Ratio PUT/CALL donde se observan en algunas partes Divergencia.